TROTAMUNDOS

sábado, 20 de octubre de 2012

CORAZON DE PIEDRA



El tiempo se hace eterno esperando día tras día que las tímidas gotas de agua caigan en mi perpetuo cuerpo. Quiero sentir poco a poco como crecen, se hacen  más fuertes y rápidas hasta sentirlas resbalar por mi garganta. Esa sensación es la que me mantiene viva a pesar de esta postura tan incómoda que tengo que soportar. Pero la lluvia no llega, hace mas de 9 meses que no llueve, las pocas gotas que han resbalado de las nubes tan solo han podido limpiar mis lagañas, mi garganta sigue seca y si pronto no llueve tendré que hacer que las nubes lloren. Ese fue el trato
Sera que los humanos han tomado conciencia y han dejado de mentir?
Inmóvil como siempre, espero a que la noche cubra la ciudad, sin dejar de sonreír maléficamente imaginando mi recompensa. Poco a poco el silencio se va apoderando de la plaza. Estoy expectante, ansiosa, esperando mi presa. Las campanas de la catedral están dando las doce y el sonido de unos pasos caminando por la plaza anuncian la llegada de alguien. Poco a poco sigilosamente desciendo, amparándome en las sombras que bailan con la noche.

El humano no sabe lo que se le avecina, camina ensimismado en sus cosas.  Llega demasiado tarde a su casa y la explicación que tendrá que dar  ha de ser muy convincente. Su mujer y su hijo siempre creen todo lo que les dice, realmente  ha mentido muchas veces y esta será una vez mas, aunque él no sepa que a partir de ahora será diferente. No puede decir que llega tarde porque ha estado en los brazos de otra mujer, no, todavía no quiere. Pero yo lo sé desde hace tiempo.

Me voy acercando al el, leyendo perfectamente su mente, no es la primera vez ni sera la ultima. Desde mi pedestal inmortal he vivido miles de veces mentiras de todo tipo, conozco perfectamente la gente de esta calaña, no sienten ni padecen a sí que al fin y al cabo dejarles insensibles no se notara mucho.
El hombre se sintió observado, pero allí no podía haber nadie, la verja que rodeaba la catedral no daba lugar a escondite. Sin embargo un tremendo escalofrió le puso en  guardia y acelero el paso.
Tengo que asegúrame  que es un pecador no arrepentido  o la lluvia no llegara.
Espero y le sigo silenciosa con mis enormes ojos impasibles, observando como  se adentra por una de las callejuelas que llegan a su casa.
 Camina deprisa, su cabeza es un hervidero de sensaciones nuevas, de miedo y de angustia. De pronto le rozo la  espalda con suavidad, mis enormes garras quieren empezar ya.

Se detuvo y giró en seco esperando no encontrar nada, que solo hubiera sido el viento frio que estaba calando en su piel y erizando todos sus pelos. Pero se encontro conmigo, una extraña criatura que lo mira con una diabólica y grotesca  sonrisa, adivinando sus pensamientos. Y sin darle tiempo a reaccionar abrí mi enorme y sedienta boca abalanzándome sobre el, mordiéndole en el corazón con una feroz saña.

La lluvia empezó a caer tímidamente, cogiendo fuerzas poco apoco, mientras  yo aposentada de nuevo en mi eterna cornisa empiezo a sentirla resbalar por mi garganta.

El humano salió de su casa caminando, arrastrando perezosamente sus pies bajo la lluvia, se paró frente a la catedral subiendo su mirada despacio por las piedras que forman las paredes, hasta encontrarme. Mi grotesca  cara le está mirando sin dejar de sonreír.

Que más te da, antes tampoco te servía para mucho, le dije sin dejar de sonreír irónicamente como yo solo sé. 


Ambos sabían porque aquella maldita gárgola tenía su corazón

51 comentarios:

  1. Me ha puesto los pelos de punta. Mira que no me gustan nada nada las gárgolas, y menos con vida propia. Me portaré bien, por si acaso.

    Una relato estupendo con mucha tensión. Espero que pronto vuelva a descolgarse.

    Un besote y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un personaje peculiar y me da la impresion que no sabemos todo de ellas. Haces bien en portarte bien... nunca se sabe jajaja. Por desgracia tienen demasiado trabajo, hay mucho mentiroso suelto. Un bessito

      Eliminar
  2. Cualquiera pasa por esa catedral...yo por si acaso lo haré por esas modernas que no tienen gorgola...hoy aquí está lloviendo a mares, seguro que más de un pecador/a ha pasado por algunas de ellas.

    Me ha encantado y angustiado al mismo tiempo.

    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gargolas estan en muchas iglesias y catedrales a si que aplicate el cuento jajaja. Aqui hoy tambien ha llovido mucho... hay mucho pecador jajaja. Gracias. Un bessito

      Eliminar
  3. GENIAL!!!! Me encanto el relato por el suspense que has creado, que me ha mantenido casi todo mirando a mi espalda por temor a que “ese algo” me atacara a mi… pero después pensé nooooooo, a mi no me puede atacar nada que yo no soy pecadora nada de nada, jajaja
    Menos mal que en mi pueblo llueve con más frecuencia que por ahí y las gárgolas no tienen que bajar a comerse corazones… bueno, a menos que sean ellas la causa de que llueva tanto al bajar muchas veces a por corazones de los malos… Huy esto me da que pensar.
    Por cierto de nota un 10 ¡que te lo mereces!.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti no podria atacarte esa "cosa" porque yo se que eres muy buena persona y no tienes abuela jajaja. Piensa piensaque todo es posible. Hacia mucho que no sacaba un 10. se me habia olvidado lo que se siente jajaja, muchas gracias. Un bessito amiga

      Eliminar
  4. Men a ese pájaro le llegó su San Martín.

    Me ha gustado mucho tu relato cargado de suspense y con un final feliz, al fín empezó a llover, como aquí que lo está haciendo suavemente después de casi un año sin apenas verla, espero que este aviso a navegantes tenga resultados, pues menudas son las gorgolas que todo lo ven.

    Un beso muy grande con gotas de lluvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no se descuide nadie que las gargolas todo lo ven como tu dices. Un bessito

      Eliminar
  5. Magnífico, uno de esos relatos que tanto me gustan con su suspense y su terror...Me recordó mi visita a Notre Damme de París y lo mucho que me impresionaron las maravillosas Gárgolas. Procuraré no pecar la próxima vez que vaya...
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay que pecar se peca pero que no nos oigan las gargolas, procura no pasar por debajo de ninguna jajaja. Gracias. Un bessito

      Eliminar
  6. Me ha encantado, además coincido con clochard, me has transportado a mi estancia en París, la adorada Notre Dame y sus Gárgolas, imagen que llevo siempre en mi cartera!! Mis felicitaciones!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste y garcias por tus palabras. Un bessito

      Eliminar
  7. Magnífico, Men, un relato estupendo. Vas construyendo poco a poco la intriga, no nos descubres al narrador hasta casi el final y es un final inesperado. Es cierto que las personas que "no tienen corazón" no se lo merecen. Un placer leerte, Men. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay demasiadas personas por el mundo sin corazon y lo peor sin animo de tenerlo nunca. Gracias por tus palabras. Un bessito

      Eliminar
  8. Muy original, Men. Intriga y misterio. Yo casi prefiero que se arrepientan los humanos y que llueva, que llueva que falta nos hace.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien espero que se arrepientan y que llueva cuando tiene que llover. Gracias por venir. Un bessito

      Eliminar
  9. Las mentiras tienen las patas muy cortas, y las gárgolas una bocaza tremenda, quita, quita, mejor ser bueno por si acaso.

    Ya estoy por estos mundos!

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que si, mejor ser bueno o esa tremenda bocota se acercara a nuestro corazon. Bienvenida. Un bessito

      Eliminar
  10. Gran intriga que al final la lluvia la deshace para convertirlo en ungran relato con final final.

    Saluos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mantener la espectacion... si puedo. Gracias. Un bessito

      Eliminar
  11. Vaya intriga ¿quién sería al fina? Y sorpresa...

    Y lo que deben mentir este año, vaya lluvias :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creias que no tenian vida? Que estaban ahi solopara mirarnos desde las alturas? Pues ya ves que tienen una mision... jajaja Un bessito

      Eliminar
  12. Hoy leyéndolo con más tranquilidad, lo he disfrutado mucho más que ayer. ¡Qué intriga, doble sentido, sensibilidad y a la vez dureza que has reflejado en ese relato!. Me ha encantado. Aunque espero que no tengan que ser las gárgolas quienes nos hagan descubrir la falta de corazón en el hombre. Que tengas una buena semana.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo que me dices, me alegro que te guste. No hace falta que sean las gargolas quien nos cuenten que no tenemos corazon, nos bastamos solitos para demostrarlo. Un bessito

      Eliminar
  13. Muy bueno tu punto de vista Men. Tiene misterio, un ingrediente difícil en una buena narración. Esa intriga que creas y la gárgola que recién al final se define, le da profundidad al contenido. Pareciera que alguien nos observa descubriendo nuestras maldades y castigando sin necesidad de delatar su presencia.
    Tarde o temprano, el que las hace las paga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala que tengas razon y ese dicho se cumpla.Gracias por tus palabras. Un bessito

      Eliminar
  14. Hola, vaya relato, me has tenido en suspense hasta el final, me ha encantado. La verdad que si, me gusta el suspense. Muy bueno... Las gargolas nunca me han gustado , dan miedo, por eso las ponen tanto en las pelis de terror. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro que te haya gustado y entretenido. A mi me encanta el suspense, me gusta estar intrigada hasta el final y que el final me sorprenda. A mi tampoco megustan demasiado las gargolas. Un bessito

      Eliminar
  15. ummmmmmmmmmm. yo, escribiria una segunda parte, dandole una segunda oportunidad, a ver si la aprovecha, en la realidad es asi, unos la aprovechan o otros no,,,,,,a ver que hace la gargola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien sabe... a lo mejor te hago caso y le doy una sengunda oportunidad solo para ver si la gargola le devuelve el corazon. Gracias. Un bessito

      Eliminar
  16. Impactante frase final, siempre sorprendes Men, eres experta en finales es lo que admiro de ti y también la frescura de tus relatos. Este es un perfecto relato para leer a media tarde, cuando empieza a oscurecer, y el sol se esta poniendo, y a lo lejos las campañas de la iglesia pregonan que se acerca la oscuridad de la noche. Las muecas de las gárgolas son espantosas, será porque tienen el corazón de piedra y les duele, ¿no?
    Un abrazo
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De experta nada jajaja, pero me encantan los finales diferentes.Muchas gracias por lo que me dices, es muy agradable saber que os gusta.Me gusta tu teoria... es muy buena. Gracias por venir. Un bessito

      Eliminar
  17. Un castigo ejemplar.
    Tal vez la gárgola tenia toda la razón. Antes tampoco le servia de nada, ahora no lo iba a echar en falta, o si?
    Normalmente pasa, que solo nos damos cuenta de lo que teniamos cuando nos lo arrebatan o lo perdemos.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener un corazon para nada es tonteria jajaja.Es cierto, solo nos damos cuenta de lo que tenemos cuando lo perdemos pero eso ya es el primer paso para intentar recuperarlo. Un bessito

      Eliminar
  18. Hola Men hace bastante tiempo que no entraba a tu espacio, encuentro este relato con una intriga constante. alguien me dijo una vez que las cosas inanimadas cobran vida en algun momento, porque no el corazón de piedra
    Muy bueno Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes no pasa nada, a mi me ha pasado lo mismo. He estado un poco apartada de este mundo y ahora lo he retomado.Espero que las cosas inanimadas no cobren vida nunca porque si no seria terrible jajaja.Gracias por venir. Un bessito

      Eliminar
  19. Men, es impresionante, buenísimo, solo que creo que quieres decir... Ambos sabían por qué aquella maldita gárgola tenía su corazón
    ¿Verdad?.. Vaya cabeza tan estupenda que tienes amiga... Felicidades!! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, es un placer oir eso.
      Verdad verdadera jajaja. Gracias por tus palabras. Un bessito

      Eliminar
  20. Me ha encantado es una pasada realmente bueno
    Un besote princesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has sacado los colores colorados jajaja. Gracias. Un bessito

      Eliminar
  21. Como me ha gustado!!!. Es magnifico
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias vecina, al final me lo voy a creer. Un bessito

      Eliminar
  22. Paso a dejarte otro beso grande y decirte que sigo mirando de reojo a esa gárgola :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por ella que la buena gente, como tu, no la interesa. Me quedo con tu beso. Un bessito para ti guapa

      Eliminar
  23. Paso a visitarte simplemente.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan las visitas sorpresa. Un bessito

      Eliminar
  24. Genial, Men.
    Me ha conmovido la gárgola y eso que me dan un poco de miedo.
    Estupendo, amiga.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te de pena, que ella no la tendria contigo jajaja. Gracias. Un bessito

      Eliminar
  25. QUERIDA MEN, ME ENCANTO ESTE TEXTO LLENO DE ORIGINALIDAD, AHORA VEO A LAS GÁRGOLAS DE OTRA MANERA, TE DEJO UN BESO, PROMETO VISITARTE MAS A MENUDO UN ABRAZO. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, pasa cuando puedas y quieras, aqui siempre esta abierto para mis vecinos y amigos, no hay compromisos.Me alegro que te gustara. Un bessito

      Eliminar
  26. Guauuu!! Si que has venido con ideas renovadas :)
    ¿Donde has estado adquiriéndolas? En un lugar oscuro? Jajaajaj

    Me ha entusiasmado, con los pelos encrispados hasta el final.

    Besitos y sonrisas escalofriantes :-)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme una sonrisa a tu manera