TROTAMUNDOS

lunes, 14 de mayo de 2012

SAL DE MI VIDA YA



Allí estaba él, pegado a la barra del autobús. No le vi, era demasiado insignificante para verlo, pero lo toque y después de hacerlo sentí un cosquilleo en la nariz. Así empezó mi pesadilla.
Se metió en mi cuerpo y mente, accedió por un canal directo y se reprodujo  infectando mis archivos, modificando mi plantilla y  procesando mal mucha información, o sea dominando mi panel de control a su antojo.
En cuanto se manifestó por primera vez no le di importancia pero en breve se apodero de mí y colapso mi sistema controlándome. Agoto mis ganas por hacer cosas, por pensar con claridad, activo mis neuronas del sueño y se hizo muy poderoso. Cada día me consentía hablar menos y en cuanto me revelaba me producía una contracción espasmódica muy repetitiva  haciendo un ruido desagradable mientras el aire de mis pulmones salía a propulsión una y otra vez… agotándome.
     Ha demostrado una conducta muy  hostil. No hacemos nada juntos, si quiero salir me lo impide, me retiene cada día mas y cada vez me deja hablar menos, siento decírlo pero me da vergüenza salir de casa con el.
 Esto me duele mucho más a mí que a el. Somos dos polos opuestos. No le dije eso de: “tenemos que hablar” porque   esta “relación” no lleva ya a ningún sitio, sabe de sobra que soy la víctima, ya no puedo mas y no quiero que seamos ni amigos. Todo tiene un principio y un final y estoy segura de que me ira mucho mejor sin el. Creo que es hora de que nuestros caminos se separen. Sal de mi vida ya.
Lo intente todo, le compre caramelos de miel y limón para endulzarle y no conseguí nada, cubrí mi cabeza con una toalla mientras la metía en un recipiente con agua muy caliente y hojas de eucalipto… pero  seguía cada vez más violento, le agasaje con muchos líquidos… y al final  no me dejo más remedio que acudir a una “bala mágica”(1)
Así fue como decidí terminar con el... El que termina con una relación es el malo, pues esta vez me toca serlo a mí. Y así estoy, a la espera de que desaparezca el maldito virus.
Porque tengo que rehacer mi vida, quiero volver a hablar, es fácil no escucharme porque mi voz sale como un murmullo suave. Trabajo pensando en volver a casa y cuando lo hago solo pienso en acurrucarme bajo una mantita y dejar que Morfeo me acoja en sus brazos horas y horas. Me dejo querer y no tengo ganas de reñir aunque una mirada vale más que mil palabras. No sé, quizás esto de estar malita no esté tan mal después de todo…


 (1) conocida vulgarmente como antibiótico.

39 comentarios:

  1. Hola, Men

    Vas a ganar la batalla a este intruso e invasor, que se cree ganador. Nada de hacerle fácil la vida, que luego se acomoda. Si es que le tratas con mimo y cariño, le das lo que necesita, y él tan contento.

    Tienes razón, es hora de que vuestros caminos sean diferentes. Hay relaciones que son muy intensas, dejan huella pero han de ser cortas.

    Mientras te lo digo a ti, me lo digo a mi misma, que llevo más de una semana con traqueitis y afónica perdida. Y como por mi trabajo tengo que hablar, ajajajajaja pues sigo mal.

    Así que me uno a tu grito de "sal de mi vida ya". Lo vas, vamos, a conseguir.

    Me ha encantado tu relato, a pesar de estar enfermita sigues teniendo esa creativadad maravillosa a flor de piel. Hay amores que son distintos e imposibles ;).

    Ponte buena pronto. A por él.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto siento que te encuentres en manos de esos depravados virus que nos hacen la vida imposible a más de uno.

    Eres fuerte y sé que lo superarás y con fuerza los echarás para toda la vida.

    A mejorarse.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Fuiste muy compasiva con él, mano dura es lo que necesitan, y aún así hay veces que no escarmientan e incluso se atreven a volver; pero si malo es cogerlo, peor es que se te agarre a la garganta y no te deje hablar ¡madre mía con lo que nos gusta!

    En fin Men, te deseo lo mejor y que eches cuanto antes a ese inquilino, que más bien es un okupa desagradable :)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Fuiste muy compasiva con él, mano dura es lo que necesitan, y aún así hay veces que no escarmientan e incluso se atreven a volver; pero si malo es cogerlo, peor es que se te agarre a la garganta y no te deje hablar ¡madre mía con lo que nos gusta!

    En fin Men, te deseo lo mejor y que eches cuanto antes a ese inquilino, que más bien es un okupa desagradable :)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Es lo que nos trae estos tiempos y estas temperaturas...en tres día lo tienes fuera...así que duro con él...un besote preciosa...me ha encantado.

    ResponderEliminar
  6. En cuanto detecto al "enemigo" ya le mando las "balas"...jajaja...porque lo primero que me vendrían son unas buenas anginas! Espero que te recuperes pronto y del todo.

    Muchos besos, MEN!

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buen relato, Men! ¡Cuanta imaginación! Es increíble lo que la fantasía puede hacer con algo tan simple como una gripe o un catarro. Me ha encantado esa personalización que haces y sobre todo lo de que no te molestaste ni en decirle "tenemos que hablar", frase que suele hacer que los hombres de pronto recuerden que tienen una reunión importantísima. Te felicito, Men, ya me has regalado la primera sonrisa del día, gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Como siempre, tus relatos nos traen sonrisas. Felicidades, buen relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Es lo que tienen los virus que son unos prepotentes y como son diminutos para hacerse ver se dedican a Jo...robar cuanto pueden en los humanos indefensos. Pobre MEN, pero... animo chavala que las vacaciones están a la vuelta de la esquina y podrás ponerte fuerte a la orillita del mar... y tomante heladitos en buena compañia. :)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Ni lo pienses que voy a salir de tu cuerpo, pues no se está poco bien acariciando tus neuronas... y tu piel.

    !Ni a cañonazos me voy, COLLONS!!!

    He dicho.

    ResponderEliminar
  11. Creo que lo vas a conseguir, ánimo, tu puedes, no te rindas, o te mando mas munición jajaj eres tremenda.

    Pobrecita mía que malina está, que no la deja vivir ese bicho malo. Ya está bien, se te ha pegado como una lapa, así que , que salga de tu vida yaaaaaaaaaaaa. Yo te ayudo, creo que con mimos va desapareciendo, así que dame cobijo que me presento debajo de tu mantita ya:)

    Besitos y sonrisas recuperadas :-)

    ResponderEliminar
  12. Hola Men!!!
    Estás malita cariño???,quieres decirle al caradura ese,que te deje ya en paz????,como no te suelte,voy a ir para allá con toda una dotación de farmacia,haber si sigue molestándote!!!

    Déjate cuidar,déjate querer,tápate bien,echa un sueñecito y que te hagan mimitos en casa y yo desde aquí te los hago mi niña para que te pongas buena y vuelvas con la misma fuerza de siempre preciosa!!

    Un fortísimo abrazo,muchos besitos y una caja de antibióticos!!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola preciosa
    Esos virus silenciosos e insoportables entran dentro de uno sin pedir permiso y ahí se quedan hasta que han logrado desesperarle a uno y después de una ardua lucha se van a por otra indefensa víctima...
    No hay vacunas que valgan, van por delante, poco a poco, sin avisar y cuando uno se ha dado cuenta, zassss!!! ya está perdido.
    Mucho ánimo guapa, a descansar y recuperarse.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  14. simplemente química


    es lo q somos

    ResponderEliminar
  15. uyy amiga preciosa... duro contra él, no te dejes vencer pues a veces llegan con tanta fuerza que hasta te tumban a la cama.. una arma super poderosa es la "bala mágica" que viene con una aguja añadida..(inyección) super efectiva una o dos y listo. acabas con él...dale duro...jajaaa.

    Me encantó tu relato.
    Besitos, que te recuperes pronto.

    ResponderEliminar
  16. Esos virus que llegan sin avisar, cuando te das cuenta te dominan por completo, condicionan hasta el sueño...
    ¡qué malos!

    Por cierto, claro que llego hasta Castrillo, faltaría más, incluso puse una pegatina en el contenedor al lado del bar (este estaba cerrado). Pero no lo incluyo en el post porque no es de Villasabariego.
    Pero si me necesitas no dudes en llamar...

    ResponderEliminar
  17. Hola Men: manda a freír espárragos a ese virus y a todos los que sean como el.
    Me encantó conocerte. He pasado unos días increíbles en tu tierra, que iré contando poco a poco en el blog.
    Un abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  18. No sabía que estabas malitaaaaa, vecinaaa, pero yo creo que hasta ahora has escogido el tratamiento equivocado...necesitas un tratamiento de choque!!!! quítate toda la ropa, nada de arroparse, que se acomoda ahí, y bebete buenos lingotazos de coñac...ya verás que cambio.
    Y nada de comer....que lo alimentas....ayuno....
    Prueba y me cuentas je,je, (te diré que yo en su día lo hice y resultó)
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  19. Eso es que estás baja de defensas y te ha atacao a traición el puñetero virus. Dejáte mimar, miralo por ese lado...

    Mejorate, besotes!

    ResponderEliminar
  20. jajaja...hola Men!!
    Perdona que me ría estando como estás pero me causó mucha gracia.
    A veces esas peleas con los virus son a muerte pero mientras tanto nos hacen la puñeta dejándonos como trapos,pero al final todo pasa...
    Espero y deseo que te pongas buena prontito.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  21. jjajajaajajaja ay ay! que ni mala te está quieta!!!!!
    que bueno. Eres única flor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Y si no lo entiende por las buenas, echalo a patadas Men, ¡a ver que se habrá creído ese virus!
    :D
    PD Mejorate...

    ResponderEliminar
  23. UFFFFFFFFFF ha sido increible leerte :)

    ResponderEliminar
  24. jajaaja a los "viruses" cuanto mas bien les tratas peor, se meten contigo en la cama y gritan "más leche calentita por favor" y no quieren salir, jajaja.
    Muy buena entrada!

    ResponderEliminar
  25. Y bueno, los virus son virus y necesariamente tienen que ser exterminados, antes de que ellos lo hagan con nuestro ordenador.

    Pero quien no ha caído alguna vez en sus garras? sin duda creo que todos hemos sido víctima de alguno de ellos y hasta más de una vez. Ja!

    Muy divertido e ingenioso relato.

    Abrazos alados, Men!!!

    ResponderEliminar
  26. Genial, Men.
    A los virus hay que darles de su propia medicina. ¡Menudo capu***!
    Como dice Campoazul, las vacaciones están ahí a la vuelta de la esquina y nos queda un pequeño spring.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  27. Hay "relaciones" que hay que cortar de raíz y me alegro que lo hayas hecho tan bien.
    Mucho ánimo que luego las "balas blancas" también nos dejan bajitos de energía.

    Besos sin virus!!

    ResponderEliminar
  28. Lo malo es que este "virus" en cuanto te suelte, se agarra a otra u otro y así va pasando la ruleta, el joio y no hay antibiótico ni tisana que le espante, Que dios nos coja "vacunados". jejeje. Que pases un feliz día, aunque sea acurrucada en la mantita, sin hablar, bssss

    ResponderEliminar
  29. Mi querida Men, ya sabes, contra un virus rabioso, lo mejor es un buen "formateo", en vez de andar poniendo parches pequeños.
    Me ha encantado reencontrarme contigo, aunque estés instalando de nuevo programas en tu maltecho cuerpo.
    Cuídate mucho y a por todas con la sonrisa por estandarte.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  30. Oh, vaya, estás malita!! Como ya han pasado algunos días espero que ya estés mejor :-)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  31. Pon música a ese virus, son como las fieras... se calman. me ha encantado la entrada, y también el blog, así que con permiso, me he registrado como seguidor. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  32. El problema viene luego... los mocos y tal... pero ya me cuentas, ya, otro día, ja ,ja... Bss

    ResponderEliminar
  33. Me divertí con tu relato. Genial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Querida vecina de blogger vengo a decirte que tu virus se cansó de estar contigo, y ahora esta a sus anchas conmigo... ay. ¿Que hago, te lo mando de vuelta? yo no lo quiero. :)

    Mas besitos, bueno no, mejor un saludito de lejos.

    ResponderEliminar
  35. Vaya, vaya... qué faena y qué bien lo describes. Me encanta :) Espero que ya estés bien, pero la próxima vez dile que vaya por otras tierras muy muy lejanas, como en los cuentos, jaja, que por aquí nos está llegando mucho y yo me estoy empezando a afectar... y me falta bien poco para los exámenes T.T
    Un beso, amiga :)

    ResponderEliminar
  36. A estas alturas, amiga, supongo que ya no sigues con ese "bicho malo" ja,ja que tanto te hizo sufrir, es que es muy desagradable.Aquí no funciona el "nosotros".

    Ha sido un agrado leer este entretenido relato.
    Muchos abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme una sonrisa a tu manera