TROTAMUNDOS

jueves, 19 de mayo de 2011

DESDE EL OTRO LADO

Me gusta esta parte del rio, suelo venir a menudo, sobre todo cuando el calor del verano atiza fuerte. El rio hace un remanso y el agua es más abundante. Hoy no quiero dejarme acariciar por la corriente prefiero el agua tranquila para bañarme. Y aquí estoy un rato a la sombra disfrutando del sonido del agua y de su frio en mi piel, que con este calor se agradece. Si tengo hambre como y si me apetece descansar, duermo.
Y ese ruido? Las hojas secas del bosque me avisan que alguien se acerca. Seguro que es un pescador, son los únicos que se atreven a venir. No les importa salir de casa antes que lo haga el sol ni el cansancio de caminar durante horas, solo les importa conseguir su trofeo.
 Se ha metido en el agua  con su pantalón de peto impermeable y sus botas con  tachuelas de acero que rechinan contra las piedras. Ya todos nos hemos dado cuenta que llegaba. A cada paso que da, las ondas lanzan  vibraciones que no paran hasta perderse en la orilla. 
Que raro un pescador sin cesta! No importa sigue siendo un pescador. Espero que a mí no me vea, no pienso moverme porque está cerca, del otro lado del rio un poco más abajo. Trae en la mano una caña muy larga y ligera la cual mueve como si de un látigo se tratase. Se ha quedado un buen rato haciéndola bailar  y a mí ya me aburre a sí que dejo de mirarle.
Tengo hambre quiero comer algo, esto es apetecible, me lo comeré,  y acercándome despacio me lo como.De pronto, siento un tirón, algo se clava en el lateral de mi boca. Siento miedo y asustada por el dolor me retuerzo de un lado a otro. Pero nada, esto no se suelta.
Siento como algo tira de mi con fuerza pillándome desprevenida. No, no puedo consentirlo, no puedo dejar que me arrastre tengo que luchar con todas mis fuerzas. Me resisto, salto. Tengo miedo,  él es más grande y fuerte que yo. Quizás si me escondo bajo el agua tenga alguna posibilidad. El es más inteligente, se ha dado cuenta de mis intenciones  y me sujeta mas.Tengo que intentar engañarle, hacer que se confíe, es mi última posibilidad, a si que dejo de poner resistencia y dejo que me acerque a él. No quiero ir,estoy aterrada, no me gusta esta impotencia. De pronto nuestras miradas se cruzan y el miedo me hace saltar de nuevo en mi último intento de fuga, desesperada por perder mi libertad. Me resistió, tiro con todas mis fuerzas. No puedo aguantar más mi corazón quiere salirse del pecho, mi energía se debilita...
Me dejo llevar resignada a mi destino, con mi cuerpo agotado, acercándome cada vez más a él. Me ha arrastrado a su lado, estoy a sus pies. Con su mano agarra mi cuello. Saco fuerzas del fondo de mi ser para hacer mover mi cuerpo, tengo que intentar asustarle…Me sacudo con todas las fuerzas que me quedan, pero ya no hay nada que hacer.. Estoy presa en sus manos Se me están agotando las fuerzas, ya no puedo más, creo que tengo que rendirme.
El ha ganado…
Siento como abre mi boca y con suma delicadeza retira el artefacto mortal, ese terrible artilugio que se clavó en mi boca y que me está haciendo daño. Mi final está cerca, estoy en manos del que es uno de mis peores enemigos. Sacando las poquitas fuerzas que me quedan me atrevo a mirarle para hacerle vencedor de esta batalla. Entonces, veo en su mirada que no quiere hacerme daño, su sonrisa le embelleze, me hace sentir paz.
 Me besa, me acaricia, me da las gracias por mi lucha y sus dedos se sueltan de mi cuerpo, dejándome libre en el agua. Estoy desconcertada, agotada, no puedo moverme. Ha respetado mi vida. Me parece increíble que tenga una segunda oportunidad .Me marchare lo más rápido. He sido su reto, su sueño. Doy un salto espectacular de alegría y me alejo a la otra orilla donde me vuelvo a mirarle. Ha sido una lucha limpia, hermosa, he sentido miedo pero el ganador ha disfrutado y ha devuelto su trofeo al rio. Mi orgullo esta herido y mi boca también, pero ha merecido la pena ver su sonrisa.
Guardare en mi memoria todos estos sentimientos, para aprender y disfrutar.Aunque quien sabe, igual mañana vuelvo a picar otra vez... porque con esta memoria de pez.....
Esta es una diferente manera de pescar sin muerte. Quizas por eso los que lo practican la llaman "Deporte".Deportista y trofeo luchan cada uno con sus armas, los dos pierden los dos ganan. El pescador pierde el trofeo y gana ver cumplido su sueño conseguido su reto y vuelve a su vida recargado de optimismo y energía. Y el trofeo pierde un poco de orgullo y gana la libertad.

40 comentarios:

  1. Seu blog é muito interessante...
    Estou te seguindo.... Tenha um Lindo Dia!
    Siga meus Blogs: http://cartasdeumcoracao.blogspot.com/
    E http://deusemminhaalma.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas mujer pez :) menudo relato tan espectacular casi hasta mitad de él no sabía muy bien por donde ibas, pero luego estaba clarísimo.

    Creo que es exactamente así como se siente un pez atrapado, desarrollando todas sus fuerzas para poder liberarse, como los humanos cuando intentamos resisitirnos a lo que desconocemos, cuando puede ser que el final sea otro totalmente diferente al que creemos.

    ¡¡Precioso flor!!

    Besines pasados por agua:)

    ResponderEliminar
  3. relatas las cosas con tal claridad que he sido capaz de imaginarme la escena segundo a segundo y meterme por completo en "el cuerpo de la trucha"...chica, que coletazos he dado!!!! ahora me duele la espalda!!! en serio, me ha encantado la historia, y sobre todo la forma de contarla...Y la conclusión muy cierta, tenemos que darnos cuenta que en muchas situaciones de la vida, "perdiendo, también se gana" y esta es una de ellas...pierdes el trofeo, pero ganas la satisfacción de haberlo conseguido y de haber permitido al pez vivir...la trucha...ha perdido parte de su orgullo, si, pero ha ganado la vida....
    Un beso, eres genial!!!

    ResponderEliminar
  4. Nunca he entendido ese deporte, como otros tantos, no se que belleza hay en ello, el pez por supuesto herido se va y no creo que halla un hospital para que lo curen, ¿se salvara? ¿alguien lo sabe de esos que lo vuelven a soltar? un besote...el relato está muy bien narrado, me ha gustado mucho....

    ResponderEliminar
  5. Perfectamente expresado!
    Coincido totalmente con lo que escribió Fibonacci. No lo veo como deporto, como otros q son a costa de q y para q...
    Es el abuso del mas fuerte contra el mas debil? tal vez tendríamos que ver, que papel juega el mas astuto.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Jopé, que nervios hasta que llego y me entero de que va y los sudores me abandonan, quedándome ya más relajado.

    Bonita y fantástica historia.

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco lo veo como un deporte. Porque en deporte, se lucha con honor frente a un igual. Pero en este caso, el derrotado, pierde hasta la vida sin haber querido participar en él.
    Excelente relato incluso con la tensión del cine negro.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Elisabete Lira
    --Te agradezco la visita.Un abrazo

    Simplementeyo
    --Je je, me gusta lo de mujer pez.
    Si que tiene un doble sentido, compararlo con nosotros , el miedo a lo desconocido, a lo mas fuerte que nosotros. Pero lo que a mí me apetecía trasmitir era el punto de vista desde el otro lado, osea, el de la trucha. Los pescadores siempre cuentan sus batallas y ellas nunca pueden. Hoy he sido trucha durante un rato. Creo que lo he conseguido. Me alegra que te guste. Un bessazo flor.

    Metamorfosis
    --Me encantas!!! Pobrecita , te has lastimado la espalda? A que si. A mi me paso lo mismo termine molida ,je je.Tienes toda la razón, a veces para ganar hay que saber perder. Un bessito muy grande guapa.

    Fibonacci
    --En mi familia tengo dos pescadores de este deporte, y puedo decirte con absoluta certeza QUE SE SALVARA!! que estés tranquilo que las truchas no sufren, la herida se cura. Se utilizan unos anzuelos chiquitines y especiales para que luego se suelten bien y ellas no sufren. Me gusta que te guste. Un bessito y duerme tranquilo je je.

    Respirando entre palabras
    --No sufras que no mueren. Tienes razón es un poco abuso pero el fuerte siempre ha abusado del débil . Gracias por venir. Un bessito

    Jose
    --Soy un poco mala…. En el fondo quería que sufrierais un poco.je je. Gracias por venir. Un bessito.

    Luismi
    --En este tipo de pesca nunca pierden la vida las truchas, siempre se las devuelve al rio. Los anzuelos son especiales. Es la diferencia con la pesca normal de toda la vida. A mí tampoco me gusta este deporte pero lo respeto. Me encanta haberte “tensionado”je je .Un bessito

    ResponderEliminar
  10. Ay que angustia he pasado por el pobre pez, estaba enganchado sin entender nada y sabiéndose perdido..., mientras lo leía pensaba: no vuelvo a comer pescado, pobres. Por cierto lo has contado muy real, ¿No serás un pescadito entre humanos?
    Ah, y hay muchos deportes en esta vida, pero el de matar por divertirse es una crueldad no un deporte.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Waooo me has puesto la piel de gallina, imaginandome ser el pez y esa desesperación por querer volver al agua.

    ¡Hemoso!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Men

    Me has atrapado con tu relato. Al principio, pensaba que eras una más disfrutando del río. Me ha gustado mucho el giro que le has dado, con un final muy apropiado y feliz.

    Me ha encantado.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho sentirme trucha, sorprendente.

    Gracias

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno amiga,me he puesto en la piel de ese pez...Nunca lo entenderé como se puede llamar deporte...Un beso brujilla

    ResponderEliminar
  15. Nunca me ha gustado la pesca me resulta aburridísimo yo era de las que acompaña a mi padre a él le encantaba y yo le preparaba las gambas en los anzuelos pero me terminaba echando porque me las comía casi todas, es que me gusta el pescado crudo. Si la pesca es con mosca eso no me gusta, claro, así que nunca me pudo inocular ese venenillo,
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Men, me ha encantado, tengo que confesar que al principio estaba algo perdida, pero ese entramado final uauuuuuuuuuuuuuuu. Es la vida misma cuando el respeto entre las personas existe, intentando conseguir sueños, pero sin hacer daño a nadie....De esa forma todos ganan. Buena lección la tuya. Buenos días y un besazo enorme. Gracias

    ResponderEliminar
  17. Veo que tienes una facilidad pasmosa de ponerte en el lugar del otro, aunque ese otro sea un pez, y eso es una virtud maravillosa.
    Un relato muy ingenioso que me ha encantado.

    Saludos desde las islas Canarias.

    ResponderEliminar
  18. Me has atrapado completamente con este relato, Men, vamos..que he picado el anzuelo de la lectura con sumo placer! :)

    Me quedo con ese regusto amplio y maravilloso que otorgan las segundas oportunidades, una gran lección. Durante un ratito he sido pez gracias a ti.

    Un beso, preciosa

    ResponderEliminar
  19. Campoazul
    --Pobrecita, espero que no sea cierto eso de que no vas a comer pescado nunca mas.Pues igual en otro vida fui una trucha, je je, Un bessito cielo

    Yessi
    --Me encanta que te pusieras en la piel del pez, esa era mi intención. Un bessito guapa

    Mandalas, Espacio Abierto
    --Me gustan los finales felices, ojala siempre se pudiera elgir el final de las cosas… La verdad es que mi intención era que pensarais eso, que era yo disfrutando del rio, je je. Un bessito guapa.

    Pilar
    --Si tod@s nos pusiéramos en la piel del otro más a menudo igual sufriríamos menos tod@. Gracias a ti. Un bessito.

    Brujilla
    --Solo es deporte si la trucha no muere, no toda la pesca es deporte.Que tal el agua? Estaba fría? Je je . Un bessazo.

    ResponderEliminar
  20. 40añera
    --A mi tampoco me gusta. Eres increíble.. Te comías las gambas crudas? No me extraña que tu padre te echara, je je .Pues ni se te ocurra comer las moscas de este tipo de pesca, porque son artificiales .Un bessazo.

    Lola
    --Tod@s ganan tu lo has dicho. Ojala hubiera más respeto por los demás. Un secreto, al principio quería descolocaros un poco jeje, soy un poco mala. Un bessito guapa.

    Fayna
    --Cuando era pequeña mi madre me decía que era la defensora de las causas perdidas, je je quizás tenga razón. Me encanta que te gustase. Gracias por tu visita. Un saludo

    Lia
    --Me gusta que te quedes con el placer de las segundas oportunidades, mas de una vez nos vendría bien a todos. A sí que picaste? Hummm creo que el cebo no ha estado mal entonces je je. Un bessito guapa

    ResponderEliminar
  21. Muy bello texto cielo me alegra volver a tu blog y leerte
    te eche de menos
    gracias a dios estoy algo mejor
    un beso muy grande

    ResponderEliminar
  22. Magnífica leeción la que ha impartido este extenso y nada aburrido relato. Un texto muy estimulante y gratificante.

    Me asombra lo bien que escribes y lo bien que atrapas la atención del lector.

    Un saludo muy cordial. Felicidades por el inmenso talento demostrado.

    ResponderEliminar
  23. Te felicito, una narración que instala al lector del lado humano y luego (sin trampa alguna) le sitúa desde la perspectiva real (fabular) de la historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Luna
    --Me encanta volver a “verte”. Que sepas que pensé en ti todos los días. Me alegra que vayas mejorando. Un bessito muy grande guapa.

    RAFAEL ANGEL
    --Lo siento se que es un poco largo pero no pude hacerlo más corto. No sabes lo que me gusta saber que te ha gustado. Es un honor viniendo de ti. Gracias por venir. Un bessito.

    Julio Díaz-Escamilla
    --Siempre dices las palabras son perfectas, eres genial. Esa era mi intención, despistar un poco y luego hacerles sentir un poquito el terrible susto de la trucha. Nunca nadie se pone ha puesto en el otro lado. Gracias por venir. Un bessito

    ResponderEliminar
  25. Mano a mano el pez y el pescador, el que tenga más maña se lleva el premio.
    Buen relato de un día de miedo...para el pez.
    Saludos desde el aire.

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tus palabras, en mi mundo, que tengas un buen comienzo de semana..Besos de brujilla

    ResponderEliminar
  27. Rosa
    --Los dos se llevan el premio. Un gusto que te pases por mi casa. Un bessito.

    Brujilla
    --Me gusta “tu mundo” lo visitare siempre que pueda. Lo mismo te deseo, una semana estupenda. Bessitos para ti

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Wow! nunca había escuchado algo similar, es una muy linda historia, es respetable lo que el hombre hace... lástima que en la realidad nada es así, al menos con los animales en general.

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  30. Hanabi
    --Este tipo de pesca existe y el pez no sufre, bueno solo el susto. La pena es que hay pocos que la practican. Si hubiera más practicantes seria genial pero significaría que la conciencia humana esta cambiando. Pero creo que por desgracia nos queda mucho. Un bessito guapa

    ResponderEliminar
  31. Pececito!!
    Que frescura tienes para contar las cosas. Me das luz.

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Hola Men!!
    Has contado muy bien la historia,me identifico con el pez,herido en su orgullo pero libre,tendrá que aprovechar bien esta segunda oportunidad que le brindan,para no volver a caer en el anzuelo,menudo simíl!,nosotros siempre tropezamos en la misma piedra,no aprendemos todo lo que deberíamos,a veces la experiencia nos sirve para bien poco.

    Vaya me he alargado,jaja!
    Gracias por venir a conocerme,tu casa me gusta mucho y pienso volver(es una amenaza,jaja)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Que bien escribes Men, lograste que me meta por completo en el personaje y sienta el temor del pobre pececillo. Felizmente recuperó su libertad!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  34. Imilce
    --Gracias por tus palabras y por tu paseo. Un bessito

    Estrella
    --Tropezamos dos y hasta tres veces, ya sabes…Ojala que siempre tuviéramos una segunda oportunidad. Me encanta verte por mi casa, ya sabes donde están las llaves, ven cuando quieras. Un bessito

    ResponderEliminar
  35. Soñadora
    --La libertad.. que tesoro tan grande. Ojala todos nos pusiéramos mas a menudo en la piel del otro. Un bessito

    ResponderEliminar
  36. me gusto eso de pescar sin muerte...
    ojala algun dia los hombres fueramos capaces de comer sin muerte de animales tambien....
    me gusta tu lado del rio...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Me ha encantado, ingeniosa historia y muy linda, un poquito de angustia eso si pobre pez, me ha gustado el significado del final. Un beso grande

    ResponderEliminar
  38. Qué hermosura de relato. Hubo un momento en que sentí ser el pez. No me gustan estos deportes, no les veo sentido aunque lo tengan. Pero tus palabras le dan una hermosísima perspectiva. Aquí sí me gustó el deporte. Me gustó mazo leerte, MEN. Es todo un placer.

    Un abrazo y gracias por venir y comentar a tu otra casa.

    Andri

    ResponderEliminar
  39. Firenze
    --Ojala tus palabras se cumplan. Me gusta que te guste, tenemos que ponernos mas en el otro lado. Un bessito guapa.

    Luciernagadeluz
    --Hay un rato que lo pasa mal la pobre, pero la vida es así. Un bessito

    Andri-Alba
    --Que bien ser pez por un rato, no? Te gusto el chapuzón?.El placer es mío cuando paso por tu casa y soy tan bien recibida. Un bessito cielo.

    ResponderEliminar
  40. Preciosa historia y más para uno que fue en tiempos pescador sin muerte, para uno que fue y es amante de la naturaleza, peregrino del camino de las estrellas.

    Me encantó

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme una sonrisa a tu manera