TROTAMUNDOS

jueves, 1 de septiembre de 2011

DIETA EQUILIBRADA


Mrs. Candy…. Era una señora inglesa con la edad suficiente para haber madurado, estaba en esa edad difícil de descifrar que superaba la adultez y saludaba a la vejez. La primera vez que la vimos nos impresiono su aspecto, andares zangandungos,  demasiado maquillada, labios delineados en rojo haciendo juego con su pelo escarlata, y una voz dulce igual que su preocupación, desde el primer momento, hacia nosotras.
Mi amiga Esstrella y yo habíamos solicitado una casa de acogida en Londres durante un mes, para asistir a clases de idioma y así perfeccionarlo.
 Nos alojaron en casa de Mrs. Candy, que  realizaba estas acogidas para asegurarse una vejez más desahogada económicamente.  Hacer esto también la permitía vivir bien, de hecho se notaba en la casa. Su decoración tenia estilo y buen gusto. Amueblada con muebles antiguos muy bien cuidados. Todo perfecto, hasta la cocina respiraba un aire antiguo y  atildado. Nos sorprendió ver que tenía dos neveras, una pequeña debajo de la encimera y la otra mucho más grande. La pequeña estaba cerrada con un candado. Mrs. Candy, al mirarnos sorprendidas nos explico que allí era donde custodiaba la comida, porque los estudiantes siempre tenían hambre y se comían todo lo que ella almacenaba. Había decidido poner una llave donde tenía  la comida que ella nos daba. En la otra podíamos guardar nosotras cosas a mayores si queríamos. La idea nos pareció bien, los jóvenes comemos mucho y los españoles más.
La cena era la única comida del día que hacíamos en casa las tres juntas y ella se encargaba de prepararla. El primer día reunidas las tres a la mesa nos puso un estofado de carne con guarnición de verdura cocida. Nos supo raro… pero claro fuera de casa todo siempre sabe diferente. Ella comió solo la guarnición porque  era vegetariana.
Cada noche nos ponía la misma carne guisada de maneras parecidas,  cambiando la guarnición vegetal.
 Cada noche nosotras cenábamos.
A pesar de que cada país tiene sus sabores esta carne nos parecía extraña. Y a si un día y otro.
 Al final de la primera semana, aburridas de cenar siempre lo mismo, y picadas por la curiosidad que mato al gato, decidimos investigar la nevera del candado.
Tenía un candado muy viejo y podría ser fácil. Era evidente que no disponíamos de una radial y aunque la tuviéramos estaría descartada por el ruido tan tremendo que hace, tampoco era cuestión de llamar a los bomberos que nos trajeran su cizalla. A sí que decidimos seguir las instrucciones por internet para abrirlo con dos clips.
Tardamos bastante tiempo en abrir ese intrigante trozo de acero laminado. O quizás es que los minutos se hacían eternos? De cualquier manera no fue ni fácil ni rápido.
Mientras Estrella se dedicaba a pelear con el desafiante agujero yo  vigilaba en el pasillo como Mrs. Candy dormía…  Se podía oír el dulce ronroneo de su respiración acompasada. De vez en cuando retumbaba un resoplido de agresivo sonido que si no supiéramos que estaba roncando pensaríamos que se estaba peleando por su territorio, con todos los gatos del barrio.
Cuando el gancho fue liberado de los eslabones de la cadena y por fin vencido, la nevera se vio libre y conseguimos abrirla. Cual sería nuestra cara de susto nauseabundo al verla llena de latas de comida para gatos

61 comentarios:

  1. Agggggggggg que asco jajaj, comida para gatos. madre mía que anciana tan especial, ya le vale, recuérdame no ir nunca a Londres de esa manera jaajaj.

    Magnífico final flor :)

    Besines y sonrisas sin dieta:-D

    ResponderEliminar
  2. Madre mía con la señora Mrs.Candy,que sorpresas nos das siempre en los buenos relatos al final. QUE ASCO DE COMIDA.

    Saludos no maullidos

    ResponderEliminar
  3. Por dios que asco con razon tenia candado
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  4. Que manjar... de gatos, jaja. Podría decirse que Mrs. Candy fue una horrible anfitriona. Nunca la he probado pero dicen que la comida inglesa no es muy buena, pastel de carne, pudding, cosas con apariencias extrañas y nada suculentas.
    Yo guardaría bajo candado los chocolates que en mi casa vuelan, jaja.
    Entretenido relato Men. Saludos
    :D

    ResponderEliminar
  5. Pues se me pasó el hambre chica…deja deja, hoy no voy a cenar, comeré una fruta.

    Son raros los ingleses….

    Un fuerte abrazo Men…chau

    ResponderEliminar
  6. Ja no me gustan los gatos, despues de tu relato argh!!!!

    ResponderEliminar
  7. Por favor..... y pensar que a los gatos les gusta. Recomendacion en Londres vegetariana- Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Men, yo también he estado al acecho sobre si contabas o no lo que había dentro de la nevera del candado. ¡Cómo para ir con Mrs Candy!.
    Muchos besos. Ros.

    ResponderEliminar
  9. ¡Esa nevera tenía un valioso tesoro... para los gatos! Como dicen los chicos "puagh, qué asco". Curiosamente, en Hablapalabra hay una atmósfera similar, pero no en England sino en la Rusia Zarista: Lo que no mata engorda (sí, ya sé que suena a publicidad, pero no lo es). Como si nos hubiésemos puesto de acuerdo. ¡Y comida de gatos, nunca!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Men que bueno!!! Me has pillao, pensé que había un cadaver en la nevera jejeje.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  11. Por un momento llegué a pensar que al abrir la nevera encontrarían algo más macabro. De todas formas, un gran final, del todo inesperado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja! se me estaban poniendo los pelos de punta por momentos!...uffff comida de gatos...¡qué susto! mi mente corrosiva ya imaginaba pies y manos y...ofú!

    Es increíble la forma en la que consigues crear una atmosfera de suspense, atrapa desde la primera línea!...(ah, y me ha encantado eso de "andares zangandungos" :)

    Un besito, preciosa

    ResponderEliminar
  13. Puag!!!!
    La madre que la parió! (perdón)

    Si es que hay gente que con tal de ahorrar...
    Si es que ya no se puede fiar una ni de las viejecitas...

    en fin... el relato es divertido y con un final estupendo.

    Besines.

    ResponderEliminar
  14. jajajaja. A esa Mrs. Candy es a la que tenían que tener encerrada y con candado para que no escape.

    Menos mal que era comida para gatos y no algo peor...

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Vale, asqueroso. Pero os alimentaba.

    ResponderEliminar
  16. Pues fíjate que yo (mal pensada que soy) pensaba que os estábais comiendo a su difunto. Así que, al leer lo de la commida para gatos, casi me ha parecido un manjar.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. jajajajaja mira que yo pensaba algo mucho, mucho peor, en serio, los propios gatos jajaja puaggg
    Igualmente es un asco, pero la mujer lo hacía con todo su cariño, y os cambiaba la guarnición, eso era todo un detalle.
    Y es que como en casa...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. uffffffff mamamia..Comiendo comidad de gatos..No me extraña que fuera vegetariana, ufffffffff..
    Gracias, por visitarme, y dejas tus palabras, brujilla*******

    ResponderEliminar
  19. La curiosidad mato al gato...muy apropiado para esto que has puesto Men.
    Me has tenido intrigada toda la lectura, y mientras te leía me ha venido a la mente que uno de mis hijos en una beca que le dieron a Irlanda para un mes en una casa de ese estilo, le ponían todas las noches patatas con guisantes, variabana algo, pero los guisantes eran fijos,...ahora no quiere guisantes,...acabó hartito de ellos.

    Muchas gracias por compartir esa esa originalidad que pones en tus escritos, me gusta mucho.

    Un abrazo grandote guapa

    ResponderEliminar
  20. Ya podría tener una jubilación asegurada, con lo que os cobraba y encima os ponía comida para gatos..... Qué ascooooooo¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  21. Puagggggggggg!!!!!!!! Os iriais echando leches de alli no? Joer con las buenas...las matan callando.

    Besos!

    ResponderEliminar
  22. Miauuuuuuu


    niña, lo que no mata, seguro que engorda...

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Acertado título para ese relato, jajaja, y ya sabes: para comer bien, nuestra tierra; y digo "nuestra" en sentido más comarcal.
    Un beso desde 'Poemas del volcán'

    ResponderEliminar
  24. Que sorpresa tan desagradable! Milagro que no terminaron maullando!jeje
    Besitos,

    ResponderEliminar
  25. Oye y pudiera ser que Mrs. Candy fuera un gato que de dia se transformaba de señora maquillada? Como has dicho que al dormir ronroneaba...., ¡bueno, ya sabes que me mata la imaginación!.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  26. Comparado con lo que imaginé que habría en esa nevera... eśto es un manjar, jajaja.

    Besos y buen provecho!!!!

    ResponderEliminar
  27. ¡Ya me estaba imaginando algo peor!
    ¿Estarían las latas dentro de la fecha de caducidad?
    Todo forma parte de la experiencia de cada una, para otra vez...
    Me encantan tus finales.
    Un abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  28. Sencillo en sus formas. Sugerente en su fondo...
    Por un momento, tras la puerta del candado, temí encontrar los restos ignotos de una ignota colección de estudiantes indiscretas... Jaja... Me ha gustado mucho. Ha resultado ser un relato con un final casi zangandungo. Un divertido relato. Un pequeño regalo.

    ResponderEliminar
  29. Me ha enganchado el relato, y me ha dejado intrigada hasta el final, fíjate, llegué a pensar que la nevera contenía algo terrible, menos mal, que, al fin, y al cabo, se trataba de comida para gatos, para las personas agggggggg qué asco, pero bien les va a venir a los gatos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Vaya con la Sra. Mrs.Candy..mmm..sería bueno saber si ella comía lo mismo..ufff por suerte la descubrierón que si no terminan maullando amiga..jajaa..

    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Hola Men

    Seguro que a los gatos les encantará pero ufffffffff.

    Según iba leyendo y viendo algunos de los finales de entradas anteriores, me he puesto en lo peor. Ya me imaginaba que había un cuerpo descuartizado o que se había cargado a algún estudiante por abrir la nevera ;).

    Me da que estoy viendo demasiadas veces la película, Arsénico por compasión.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  32. pues me has quitado un peso de encima con lo de la comida para gatos!!! yo pensaba que había matado al marido y lo tenía allí descuartizado y lo iba guisando todos los dias...
    De todas formas, cuando aprenderan los ingleses ha hacer un buen cocido???? Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  33. me entusiasmaba y esperaba el hallazgo de algún cadáver como suele pasar en estas historias pero al final me dejo pensando mas en las consecuencias de llevar esa dieta gatuna...
    cosas que pasan...

    ResponderEliminar
  34. SIMPLEMENTEYO,
    Que asquito, verdad?. A nosotras senos pasó la edad de ir de esa manera, más bien nos llegara la edad de poner comida de gatos jajaja. Gracias amiga por tu cariño. Un bessito flor.

    JOSE,
    Mis Candy no era nada Andy(da) jajaja. Me gusta sorprenderte. Un bessito.

    LUNA,
    Con razón… es un asco. Gracias cielo. Un bessito.

    ANA,
    Estoy segura que ella creía estar haciéndolo bien. Porque será que el chocolate es lo primero que desaparece jajaja. Gracias. Un bessito

    CARLOS,
    Me encanta verte en mi casa.
    Cuanto lo siento cielo, pero mira una fruta te viene genial jajaja. Entre nosotros… creo que si, que son un poco raros. Un bessito.

    SONIA,
    Los gatos no tienen la culpa…en tal caso debería de no gustarte las viejecitas con el pelo rojo jajaja. Un bessito. Bienvenida.

    LAPISLAZULI,
    Supongo que para ellos este riquísima… yo desde luego no pienso probarla jajaja. Un bessito.

    ROSA Mª,
    A Mrs Candy se la termino el chollo jajaja creo que sus ahorros se paralizaran. La está bien empleado. Un bessito cielo.

    JULIO,
    Puagh, que asco y reasco. Ni de gatos ni de perros.
    Qué casualidad que coincidiéramos con el tema…jajaja lo que no mata engorda o es una dieta equilibrada jajaaNo queda mal, eh? Gracias por todo. Sobre todo por los buenos días. Un bessito.

    ROSA,
    Jajaja, que bueno, eso me encanta sorprenderos con otra cosa jajaja. Un bessito cielo.

    MJ,
    Pensé en un final parecido pero creí que era demasiado obvio y al final fue un poquito asqueroso jajaj. Un bessito guapa.

    ResponderEliminar
  35. LIA,
    Qué asco, pies y manos…jajaja quien pensaría algo así? jajaja.
    Tiene salero la palabreja, a que si? Gracias por tu cariño y tus palabras. Un bessito cielo.

    GALA,
    y sin perdón, está usted en su casa y puede decir lo que quiera jajaja.El primer taco QUE BUENO, ME ENCANTA.
    La pela es la pela… y esta era una ahorradora y una vaga que no cocinaba nada jajaj. Gracias por tus palabras. Un bessito.

    LUISMI,
    Se lo merecería todo, por cohinota jajaja. Pues si menos mal que después de todo era comida “especial” jajaja. Un bessito.

    ALABAMA,
    Fue un poco sospechosa desde el primer día, pero no se imaginaban que fuera eso ni de coña jajaj. Un bessito.

    MARIA,
    Pero que cosas me dices…un difunto… que bueno. Si te animas aprobar el manjar ya sabes… jajaj Un bessito cielo y gracias por venir.

    IMILCE,
    Es que tu mente… es muy especial… jajaja. pero sabes que me encanta. Menos mal que variaba las verduras jajaa pero eso era porque era lo que ella comía jajaj. Un bessito guapa.

    BRUJILLA,
    Ella si… pero también tenía mucho morro, jajaja. Gracias a ti. Un bessito.

    UXUE,
    Esta estaban un poco moscas, bueno y hartas…supongo que no volvieran a probar la comida de gatos nunca mas jajaja. Gracias por tu cariño. Un bessito cielo.

    DAVID,
    Son tiempos de crisis y hay que ahorrar.. y parce ser que vale casi toso jajaj. Un bessito.

    ION-LAOS,
    Ese mismo día las cambiaron de casa y lo primero que hicieron fue mirar en la nevera jajaja. Un bessito.


    PILAR,
    Seguro que si…o te hace vomitar jajaja. Un bessito.

    ResponderEliminar
  36. LUIS,
    Tienes toda la razón como en la tierra de uno no se come en ningún sitio. Un bessito amigo.

    SOÑADORA,
    Poco las falto para hacerlo jajaja. Un bessito

    CAMPOAZUL,
    Todo puede ser, y en tu imaginación mas. Eres terrible, me encanta. Un bessito amiga.

    DIANA,
    Mejor que el susto sea leve jajaja. Si gustas? puedes coger lo que quieras jajaja.Un bessito.

    KASIOLES,
    Espero que al menos eso si jajajaa. Gracias por tus palabras. Un bessito.

    RAMON,
    Bienvenido a mi casa. Gracias por tus palabras, me alegro que te divirtiera. Un bessito.

    MARIA,
    Asco, asqueroso jajaja.A los gatos del barrio les encantara jajaj. Un bessito guapa,

    DIAZUL,
    Ella era vegetariana, maullaba por las noches jajaja.un besito.


    MANDALAS,
    Ay esa mente… jajaja. la culpa es mía que mi mente es peor jajaja. Aquí cada uno mata a quien le parece y lo mete en la nevera jaja.Un bessito cielo.

    METAMORFOSIS
    No es por nada pero no me imagino un cocido ingles ni ganas de probarlo jajaa. Un bessito guapa.

    JHONY,
    Una dieta que a punto estuvieron de empezar a maullar jajaj. Un bessito

    ResponderEliminar
  37. vayaaaaaaa ascooooooo jajjajajajajajajj. Sabía que los ingleses comen mal pero no hasta ese extremo jajajjajaja.Milll besos

    ResponderEliminar
  38. !!jooo! !!Vaya con la "Señora Candy"!!menuda elementa je,je !Buena entrada!! Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  39. Hola, venía a hablarle de Dostoievski...Ja,ja,ja una de mis películas preferidas también.

    Mil gracias por venir, comentar y quedarte en mi humilde blog.

    Me ha gustado mucho el tuyo, divertido y sorprendente, yo también me esperaba que en lugar de comida para gatos hubiesen directamente gatos...Genial relato.

    Un fuerte y cordial saludo.

    ResponderEliminar
  40. aagggg...puag!!!!!!!..que horror...la Mrs Candy era una cuca de señora..era verdad que escondía un tesoro para los gatos...
    Tu relato me engancho y según iba leyendo pensé que podía haber un gato muerto y pelado ..listo para cocinarlo..pero la verdad es que Mrs Candy..era una persona muy cómoda..mejor la comida ya preparada...¡¡
    me ha encantado tu relato..muy facil de leer y muy ameno
    un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Que maja Miss Candy.
    Seguro que a los gatos les deba entrecot.

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Uuufff, pensé que iba a ser más duro lo que había allí dentro, con mi imaginación, la comida para gato termina siendo un manjar.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
  43. Aggggg, vaya señora más "cochina".
    ¡Qué asco más grande!, con lo que se ahorraba en la cena ya podía asegurarse una buena vejez.
    Me lo imagino y se me ponen los pelos de punta (como a los gatos).

    Buenísima la historia.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  44. Pensaba que, en esa nevera, había algún lindo gatito esperando ser invitado de honor el la siguiente cena. Afortunadamente era solamente su comida (por cierto, la comida para gatos, no la he probado nunca pero algunas latas huelen muy bien) enlatada.
    Por cierto lo que me deja más intrigada de esta historia es imaginar que pueden ser los "andares zangandungos". Primera vez que oigo esta palabra ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  45. Un relato muy bien logrado y esa comida para gatos hace muy vibrante el final. Muy bueno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Ay menos mal! Mientras leía me veía venir la historia de un muerto en la nevera! Jajajajaaaaa...

    Besos, MEN!

    ResponderEliminar
  47. MIDALA,
    Si después de todo hubiera comido ella también, sería menos malo jajaja pero recuerda que era vegetariana …Demasiado lista jajaja. Un bessito cielo.

    LUZ,
    vaya, vaya, elementa de cuidado, vaga como ella sola y lista como uno conejo. Ahorraba y encima no cocinaba jaja. Un bessito guapa.

    CLOCHARD,
    Se Bienvenido y habla de lo que quieras, mi casa es tu casa. Un gustazo verte por aquí. El placer es mio.
    Me encanta sorprerderos y si os aco una sonrisa mejor (lo digo por el otro comentario que me dejaste) la vida ya es demasiado seria. Gracias por tus palabras. Un bessito.

    JVALENTINA,
    Todo un tesoro tenía en la nevera jajaja. Era demasiado cómoda, ni cocinaba, ni manchaba y la compra que hacía era mínima. Seguro que las latas siempre estaban de oferta jajaja.
    Gracias por acercarte a mi casa. Un placer conocerte. Un bessito.

    TORO,
    A los gatos no les daba nada, que hay que ahorrar…jajaja Un bessito.

    HUMBERTO,
    Tu imaginación es muy grande pero la mía es un poco “rara” jajaja. Cuando no hay otra cosa seguro que sería deliciosa…puaghh mejor no lo pienso. Gracias. Un bessito muy grande.

    TOWANDA,
    Cochina, cochinota, totalmente asquerosa jajaja. Ya sabes… la crisis aviva la mente jajaja. Un bessito cielo.

    ALIANA,
    Y lo había… pero ya guisado jajaja. Yo tampoco la he probado pero no pienso hacerlo, más que nada por si me gusta jajaja.
    Zangandungo significa: Persona inhábil, desmañada, holgazana. Definición que la va al pelo. Aquí te dejo la dirección del diccionario (http:/ /buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=zangandungo ).
    Hola guapa, que placer verte…Como te va la vida, como estas? Espero que todo bien. No sabes lo que me gusta “verte”. Cuídate mucho y llévate mi bessito grande grande.

    ALMA,
    Gracias por tus cariñosas palabras. Me alegra que te gustase. Un bessito guapa.

    GLORIANA,
    Todo es posible en este mundo jajaja. Pero no fui tan bruta esta vez jajaja. Un bessito cielo

    .

    ResponderEliminar
  48. Hubo una época que aquí en Galicia se puso de moda el gato. Decían que era un manjar de dioses , el problema era que el que lo comía maullaba por las noches.
    Hermosa entrada bien llevada y no exenta del humor que te caracteriza.
    Un beso

    ResponderEliminar
  49. Diosssssssssssssssssssssssss espero que todo esto sea inventado puaggggggggggggggggggggg. Besitos guapa, me pusiste el vello de punta, cualquiera come hoy jejejejejejejejeje

    ResponderEliminar
  50. Hola soy Juanlu! quería agradecer tus palabaras en el blog de Humberto sobre mi dibujo.

    Pasearé con tranquilidad por tu blog.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  51. que cabrona Mrs. Candy!! joder!! puaggg
    Mira que me estaba preparando para algo peor eh? jajajaja No dejas de sorprendernos!!

    Un besazo MEN!!

    ResponderEliminar
  52. por cierto, me encanta tu nuevo look!! ;)

    Kisses!!

    ResponderEliminar
  53. jaaa!!!!!! tanto trabajo para encontrar eso!
    Bueno, supongo que como en la mayoría de los casos no se trata de una experiencia personal...siempre caigo en pensar que si.
    Muy divertida la historia querida amiga!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  54. Dar gato por liebre, en el sentido más fiel a la frase. En mi pueblo había un hombre que aseguraban comía perros, yo siempre pensé que lo decían para asustar a los niños, de adulto pude comprobar que en ciertos países asiáticos, Corea y Viet-Nam, por ejemplo, los crían ya pensando en la cazuela. Ufff! ¿Imaginas un estofado de chihuahua o galgo? Brrrrrr
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. He venido para decirte, que he dejado un comentario en mi blog para ti.
    Abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
  56. puajjj...que asco...
    aunke me temia algo aun peor...jejjee...
    interesante relato...

    saludos...¡¡¡
    :-)

    ResponderEliminar
  57. Ni que decir que no estamos acostumbrados a esa carne,jajaj..con razón ese diferente sabor.
    Mi curiosidad es que hicisteis despues de saberlo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  58. Mrs. Candy en algún momento debe haber sido gata ja,ja...Que terrible!

    Mis cariños.

    ResponderEliminar
  59. Estos ingleses, como no tienen una gastronomía decente, tienen que improvisar "un menú " cuando tienen visita. Supongo que a partir de ese dia comeriais en algún italiano.
    Bss

    ResponderEliminar
  60. ANDRE,
    jajaja, pero que ocurrencias. Te imaginas a algunos maullando en los tejados?.Eres increíble. Un besito.

    LOLA,
    Pues la verdad es que fue cierto. No me pasó a mí, pero ha sido real… No dejes de comer que si no se lo comerán los gatos..jajaja. Un besito.

    JUANLU,
    No me des las gracias encano tu dibujo, es precioso, lo seguiré diciendo. Gracias a ti por la molestia de venir a darme las gracias. Un besito.

    GYBBY,
    Me encanta, venís preparados para lo peor pero os vais llenitos de asco… soy mala malísima. jajaja. Me alegar que te guste mi nuevo llok, tus piernas no es tan mal tampoco…jajaja. Un bessito vaquero.

    GUILLE,
    Las costo un buen rato abrir el candado, pobrecitas… Pues esta vez si que ha sido real . Ha pasado hace unos años más o menos como lo he contado. Me alegra que pasaras un buen rato. Un besito

    EDUARDO,
    No quiero ni imaginármelo, puag que asquito, pobrecitos, con lo que me gustan los perros… eso si grandes.Un besito.

    FIRENZE,
    Lo peor lo habéis traído en la mente vosotros, jajaja, pocos habéis sido los que no os habéis puesto en lo peor. Un besito cielo.

    TRINI,
    Pues a parte de darlas unas arcadas increíbles y terinar vomitando. Llamaron a los organizadores del curso y las cambiaron de casa. Satisfecha tu curiosidad? Un besito.

    RAYEN,
    Pues a lo mejor jajaja. Gracias. Un besito.

    ISABEL,
    Todos sabemos lo “raro” que comen, pero esto? Increible pero cierto. Gracias por tu visita. Un bessito

    ResponderEliminar
  61. Dios mio no sé que decir han dicho todo por suerte oscar el gato antes mi gato ahora de campo-azul le encantaria el final

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme una sonrisa a tu manera